Las Visitas guiadas vuelven a estar «dentro de foco»


Publicado el 11 de noviembre de 2021.

¿Para cuándo una nueva “Visita guiada”? Una pregunta que nos hemos hecho últimamente en Trotea, como si tuviéramos desenfocada esta actividad.

Desde abril de 2016, en que iniciamos las visitas, hemos estado en 32 museos, iglesias, conventos, fundaciones, sedes de organismos públicos, teatros, palacios y otras instituciones. Muchas de esas visitas nos han permitido conocer rincones de Madrid escondidos al bullicio cotidiano o que pasan inadvertidos para la gente, y las experiencias conseguidas han sido en general positivas y en algunos casos inolvidables.

La última visita en un grupo amplio (al Cementerio de San Isidro) la hicimos en febrero de 2020, poco antes de que se declarara la pandemia. Desde entonces, las cosas se han complicado: en los meses restantes de ese año tuvimos que anular citas ya programadas y en el actual 2021 tan solo hemos conseguido hacer dos series de visitas, en la primavera, siempre en pequeños grupos, concretamente al Palacio de Liria y al Museo del Prado.

En nuestra lista hay todavía más de 50 lugares que deseamos visitar, todos en Madrid capital. Y aún podríamos añadir algunos más, situados en localidades próximas (Colmenar de Oreja, Alcalá de Henares, La Granja, Aranjuez…). Así, aunque en algunos casos la visita sea difícil o muy restringida, por este lado no hay problema.

Las dificultades que estamos encontrando se deben a las circunstancias de la pandemia. Aunque en las calles de Madrid empezamos a ver ya grupos de personas acompañadas por un guía, estas visitas colectivas son de exteriores (del tipo “El Madrid de los jardines”, o “El Madrid de Carlos III”, o “Las fuentes de Madrid”). En Trotea, en cambio, hemos optado desde un principio por las visitas de interiores, que son las que inspiran nuestro proyecto.

Estas visitas “de interiores” se están haciendo esperar. Nuestras últimas solicitudes en este sentido no han cuajado todavía: o bien no se ha abierto aún la posibilidad de visitas en grupo en los lugares que nos interesan, o bien los grupos que se admiten son minúsculos, o bien se espera una autorización administrativa que no acaba de llegar, o bien no conseguimos que se dé respuesta a nuestra solicitud… La causa última se encuentra en la desconfianza que inspira una actividad que, por esencia, debe realizarse en grupo y en un lugar cerrado.

Sin embargo, seguimos insistiendo. Del mismo modo que los pretendientes de Penélope quedaban sin respuesta día tras día, ignorantes de que aquella destejía subrepticiamente de noche el sudario que tejía de día, también en Trotea nos sentimos frustrados cada vez que leemos el anuncio de que se van a eliminar restricciones debidas a la pandemia, que parecen inminentes pero luego no se hacen realidad. Las “Visitas guiadas”, en todo caso, continúan siendo centro de nuestra atención. Vemos cercana la normalización (llamémosla como queramos) de la actividad cultural, al menos en medida suficiente para que podamos reanudar las visitas, reviviendo un proyecto que tantas satisfacciones nos ha dado. Las “Visitas guiadas” vuelven a estar “dentro de foco”. Esperamos dar pronto algunas noticias.

Y muchas gracias por vuestra paciencia…



 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.