Juntos al teatro: ‘La dama duende’ 4


Publicado el 18 de septiembre de 2017.

La dama duende” de Calderón de la Barca

  • Compañía Nacional de Teatro Clásico
  • Cuándo: jueves 19 de octubre de 2017,  las 20:00 h.
  • Dónde: Teatro de la Comedia
  • Calle Príncipe, 14. Madrid – Metro: Sevilla y Sol –
  • Precio: 12,50 €
  • Versión: Álvaro Tato
  • Dirección: Helena Pimenta
  • Producción: CNTC

Según Helena Pimenta, directora del montaje:

“Es una obra con estructura circular y dinámica que alberga un extraordinario verbo y unos personajes contradictorios. Una comedia que divierte, entretiene y critica con ironía las costumbres de una sociedad que tiene encerrada a una mujer viuda, incapaz superar la ruina en que su caballero la ha dejado.

Entre el sueño y la realidad, entre la risa y el asombro, las palabras de Calderón nos descubrirán, una vez más, situaciones relativas a la mujer, a los sentimientos, al engaño, a la libertad. Situaciones que proceden de nuestro pasado lejano y cercano e incluso de nuestro presente. El humor se aliará con nosotros para perder el miedo a enfrentarlas.”

Para Álvaro Tato, autor de la versión:

“Diversión preciosa, modelo de comedia, celebración de la fantasía, La dama duende es una pieza clave de nuestra herencia literaria, teatral y cultural; una obra maestra que, como su protagonista, nos arrastra a su juego para invitarnos a ser quienes queramos y a inventar nuestro propio destino.”

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 ideas sobre “Juntos al teatro: ‘La dama duende’

    • LuisMartinez Autor

      Buenos días, Laly:

      Lo lamento, pero su comentario ha pasado inadvertido hasta la fecha.

      Por favor, en adelante, si desea contactar con nosotros, utilice el correo general: trotea@trotea.com

      Muchas gracias por su interés. Confiamos en contar con Ud. en en futuras actividades de Trotea, nuestra asociación cultural.

      Un saludo.
      Luis Martínez

  • José Luis Díaz de Liaño

    Fue una velada excelente. Pudimos conocer un Calderón desenfadado y chispeante, alejado de la severidad habitual en quien llegó a ser capellán mayor de la Corte.
    El vestuario decimonónico, destinado a facilitar la comprensión de la dimensión fantasmagórica de la obra (no olvidemos que el personaje clave es una dama «duende»), ayuda de hecho a darle un tono intemporal. La dirección escénica salva las dificultades de una lectura del verso absolutamente alejada de la formación actoral presente y contribuye a un espectáculo dinámico y ágil.
    En cuanto a la «materia prima» (el texto literario), ¿qué decir? Vamos de asombro en asombro. Una lección.