‘De madrugada’, por Ángel Bartolomé


DE MADRUGADA, Ángel Bartolomé, 30-10-2010

 

De madrugada

En ese duermevela

Cuando no sabes si sueñas,

o piensas, o deseas

¿sueñas lo que piensas? o

¿deseas soñar eso que quieres?

Todo es confuso y lucido a la vez

Te busco por mi cama

convertida en laberinto interminable

Quizás eres un sueño o

un ente producido por mi mente

Tal vez eres real

Examino mis sueños, y de nuevo

te encuentro entre la gente

Estoy contigo y de repente,

se instala en mi cabeza

Sabina con sus días y sus noches…

y alguna madrugada

Ahora estoy seguro,

se que existes, se tu nombre

Pero tú nunca sabrás que esta pasando

Y no te diré nada,

compañera de juegos en mis sueños

y en cada madrugada,

yo te estaré esperando.

La razón se impone poco a poco

Y aunque no quieres,

Tienes que abandonar esa aventura

Y lo haces lo más lento que puedes

entonces te das cuenta, no, no has volado,

pero ha sido agradable

Y te propones para la próxima jornada

Que dure mucho más, si eso es posible.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.