Certamen de textos para microteatro: ‘Los liantes’.


Publicado el 1 de abril de 2019.

Enriquecemos nuestra colección de textos con Los liantes. Nuestro compañero Joaquín Velayos nos facilita por propia iniciativa y de forma generosa este trabajo, que presentó al Certamen de textos para microteatro pero que no resultó premiado.


Los liantes

Autor: Joaquín Velayos

  • PERSONAJES
  • TOMÁS: DE +65 AÑOS.
  • FIDEL: DE +65 AÑOS.

(Un sofá y una mesita baja. En la mesita hay un portátil abierto. Artículos de fumador: mechero, cenicero,…

Aparece TOMÁS, nervioso. Echa un vistazo a lo que hay encima de la mesa. Coge el mechero y lo enciende. Las dos primeras veces falla y lo consigue a la tercera. Piensa y va a por algo. Regresa con una caja de cerillas.)

TOMÁS: Por si acaso…

(Suena el timbre de la puerta. TOMÁS inspira profundamente, y va a abrir. Aparece FIDEL, que lleva una bolsa de papel en la mano. Mira atrás sigilosamente, pasa y cierra la puerta.)

TOMÁS: ¿Qué tal?

FIDEL: Bien, bien.

TOMÁS: ¿Lo encontraste pronto?

FIDEL: Sí, las indicaciones que nos dio tu nieto eran muy precisas.

TOMÁS: ¿Y cómo era el tipo?

FIDEL: Pues muy normal. Parecía un profesor de colegio.

TOMÁS: Igual lo es durante el día. ¿Hablaste con él?

FIDEL: Nada, lo justo. Hice lo que tenía que hacer, y me fui muy rápido.

TOMÁS: ¿No te vio nadie?

FIDEL: Ya te he dicho que salí de allí muy rápidamente.

TOMÁS: Bueno, ¿y ahora qué hacemos?

FIDEL: No sé, tú eres el que ha estado preparando esa parte.

TOMÁS: Ya… Tengo un par de videos que he bajado de youtube.

FIDEL: ¿Esto está en youtube?

TOMÁS: En youtube hay instrucciones para fabricar una bomba nuclear.

FIDEL: Bueno, pero eso mejor lo dejamos para la próxima vez. Conformémonos con esto… Es más modestito.

TOMÁS: Pero seguramente igual de ilegal.

FIDEL: No puede ser lo mismo.

TOMÁS: Por ahí, por ahí, más o menos…

(Abre el portátil y pulsa una tecla. Miran algo muy atentos. Se supone que es un video. Se oye una musiquita relajante.)

TOMÁS: Mira esto.

(Los dos siguen el video con mucha atención.)

FIDEL: Bueno, parece fácil.

TOMÁS: No sé… Yo he estado practicando y…

FIDEL: ¡Como que has estado practicando! No me has dicho nada.

TOMÁS: Tranquilo, he practicado con fortuna.

FIDEL: ¿Te ha salido bien?

TOMÁS: No.

FIDEL: Entonces, ¿por qué dices que has tenido fortuna?

TOMÁS: Pareces tonto… Con un paquete de Fortuna.

FIDEL: Ah, ya. Bueno, sabes que yo nunca he sido fumador.

TOMÁS: ¡Ay madre…! Venga, mira el video.

(Los dos siguen el video con mucha atención.)

FIDEL: Yo creo que debemos probar ya.

TOMÁS: Este lo mezcla con Fortuna… ¡No vayas a decir otra tontería!

FIDEL: No te rayes.

TOMÁS: ¡No te rayes! ¿Y esa forma de hablar?

FIDEL: No sé, me pareció que iba bien con el experimento.

TOMÁS: Venga. ¿Trajiste el papel?

FIDEL: Por supuesto. No soy tan tonto.

TOMÁS: Ya…

(FIDEL abre la bolsa y saca una bolsita con marihuana y un librillo de papel de fumar.)

TOMÁS: A ver… Primero deshacer la materia prima.

FIDEL: La materia prima… Ahora eres tú el que se pone exquisito.

TOMÁS: Luego, mezclarla con Fortuna… ¡calladito!

FIDEL: Chiiiiiist….

(TOMÁS deshace un cigarrillo sobre el cenicero, coge un poco de la marihuana y lo mezcla)

TOMÁS: Y finalmente coger el papel, poner una pequeña cantidad y proceder a enrollarlo.

(TOMÁS lo intenta con poco éxito. El tabaco se sale, etc… FIDEL lo mira atentamente, y después de unos intentos infructuosos de TOMÁS, saca una maquinita de la bolsa. TOMÁS le mira asombrado. FIDEL inserta un papel de fumar en la maquinita, echa un poco de mezcla, añade la mezcla de tabaco y marihuana, y procede a enrollarlo.)

TOMÁS: Pero, ¿por qué no me has dicho que tenías eso?

FIDELL: No sé… Te veía tan ilusionado…

TOMÁS: Sí, definitivamente tú eres tonto…

(FIDEL termina y consigue un pitillo muy aceptable.)

FIDEL: ¡Ya está!

TOMÁS: Bueno, pues enciéndelo.

FIDEL: No enciéndelo tú, que yo no he sido fumador.

TOMÁS: Venga, trae.

(TOMÁS coge las cerillas, enciende el porro con mucha solemnidad y aspira una calada. Los dos se quedan expectantes.)

FIDEL: ¿Qué tal?

TOMÁS: Habrá que esperar un poco. Toma, prueba tú.

(FIDEL coge el porro, aspira…., y tose desesperadamente.)

FIDEL: ¡Esto es asfixiante!

TOMÁS: No, tienes que hacerlo más despacio. Prueba otra vez.

(FIDEL vuelve a coger el porro, y esta vez aspira más despacio.)

FIDEL: Bueno, no está tan mal.

(FIDEL vuelve a dar otra calada… Parece que le gusta.)

TOMÁS: Voy a hacer otro para mí.

FIDEL: Tú no has visto las películas. Solo se hace uno y se va pasando, y diciendo: “que rule, que rule”.

TOMÁS: Vaya chorrada.

FIDEL: Hay que respetar los protocolos.

TOMÁS: Muy peliculero estás tú.

FIDEL: Toma, que rule.

(FIDEL le pasa el porro a TOMÁS, que echa una calada y se lo devuelve. Este rito se repite una o dos veces. Ambos empiezan a relajarse.)

FIDEL: Oye, sabes que esto no está tan mal…

TOMÁS: No, no está tan mal.

(Están a gusto, abstraídos.)

FIDEL: ¿Qué sientes?

TOMÁS: No siento nada.

FIDEL: ¿Cómo que nada?

TOMÁS: Nada, que no siento nada, ni mi cuerpo ni nada, que estoy como flotando.

FIDEL: (Con una risita nerviosa) Yo tampoco siento nada… O mejor dicho siento todo… Las flores, el prado, las vaquitas…

TOMÁS: ¿Qué vaquitas?

FIDEL: Coño, las vaquitas… Ves, ya me has distraído y se han ido.

(Los dos sonríen con cara de idiotas.)

TOMÁS: Sabes que dicen que esto mata lentamente…

FIDEL: Es igual, no tenemos prisa…

(Se ríen.)

TOMÁS: Podría acostumbrarme a esto…

FIDEL: No hay problema, tengo los contactos…

TOMÁS: Después de tanto tiempo sin fumar, otra vez caigo.

FIDEL:

No hay problema, ya sabes lo que dicen.

TOMÁS: ¿Qué?

FIDEL: Que no fumes cigarrillos, porque pulmones tienes dos; fuma marihuana, porque neuronas tienes millones.

(Los dos ríen. El porro ya ha quedado al mínimo. Lo apagan en el cenicero. Se miran, y sonríen satisfechos.)

TOMÁS: Bueno, esto se ha acabado…

FIDEL: Por ahora…

TOMÁS: Bueno, pero solo de vez en cuando.

FIDEL: ¿Cuándo?

TOMÁS: No sé… ¿un día a la semana?

FIDEL: Claro… “¡sábado, sabadete, camisa blanca y porrete…!”

TOMÁS: Joder, no digas eso… Me recuerdas a mi mujer…

FIDEL:

Sí, y si hubiera dicho “¡una vez al año no hace daño!”, me acordaría de la mía.

(Los dos ríen.)

TOMÁS: ¿Aún te acuerdas?

FIDEL: (Algo melancólico) No…

TOMÁS: Claro, debe ser por eso por lo que dicen que la marihuana produce amnesia.

FIDEL: Sí produce amnesia y otras cosas que ya no recuerdo. 

(Los dos ríen. Oscuro lento. Sube la música relajante.)

FIN



 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.